La Navidad ya llega y, como es tradición desde hace más de quinientos años, las comidas de los días más importantes del año (en nochebuena, Navidad, nochevieja, el día de año nuevo y el mágico día de reyes), incluirán el dulce por excelencia de estas fechas navideñas: el turrón.

 

A pesar de la evolución de los usos sociales sobre los turrones en estos últimos años, en todos los hogares españoles se conserva la tradición de que los postres de estas fiestas navideñas estén presididos por los turrones, sobre todo los turrones duro y blando, los cuales son los que tradicionalmente están elaborados con almendra.

Estos tipos de turrón son acompañados ahora con un amplio surtido de especialidades en las que se sustituye la almendra por productos como chocolate, praliné, yema quemada, frutas o el coco entre muchos de otros ingredientes. Además, se elaboran turrones sin azúcar que pueden ser consumidos por las personas diabéticas.

Más de cinco siglos de historia

El turrón, un producto de origen árabe, el turrón consiste en una masa elaborada mediante la cocción de miel y azúcar, con o sin clara de huevo, a la que se incorporan, con un amasado, almendras tostadas o peladas.

Aunque hay muchas referencias a la costumbre de consumir turrones en Navidad desde muy antiguo, y la popularización de los turrones como dulce navideño se produjo con el lanzamiento definitivo de producto del turrón en el siglo XVIII.

Tipos de turrón

Aunque los turrones de Jijona y de Alicante son los más populares, existen también otras variedades como el Guirlache, Terronico. Todos tienen características propias:

  • Turrón de JijonaEs el conocido como “blando” y debe llevar al menos un 52% de almendra y un 10% de miel pura. Además, puede llevar avellanas, clara de huevo, canela, etc.
  • Turrón de Alicante: Es el “duro” y debe estar elaborado con al menos un 46% de almendra y un 10% de miel. También suele llevar clara de huevo, piel de limón, obleas, etc.
  • Turrón de Guirlache: Este tipo de turrón se compone esencialmente de almendras y azúcar.
  • Turrón Terronico: Se trata de un turrón de guirlache elaborado con almendra sin pelar y en cuya superficie se añade ajonjolí o sésamo.

Asimismo, los turrones blandos y duros se suelen clasificar en varias categorías, siempre dependiendo de los porcentajes mínimos de almendra que contengan en dicho turrón, se clasifican en varias categorías, Suprema, Extra, Estándar y Popular.

Hoy, además, podemos encontrar una amplia variedad de nuevas especialidades de turrón como por ejemplo el de chocolate, yema, crema quemada o tostada, mazapán con frutas o nueces, entre muchos otros, los cuales reciben la denominación de turrones diversos.

En nuestra Tahona Jardines te esperan los más deliciosos turrones para compartir en estas fiestas.

También puedes seguirnos en nuestras redes sociales para estar al tanto de todo.

¡Te esperamos!